¡Ven y déjate conquistar!

La Casa Rural La Vega está situada en uno de los rincones inexplorados de Extremadura, donde la tranquilidad es lo habitual, donde puedes oír el canto de los pájaros, ver las estrellas en un cielo limpio de contaminación luminosa, y donde se puede respirar aire limpio y puro.

Un lugar ideal para descansar y para hacer que nuestros sentidos descubran cosas nuevas, disfrutando del entorno de La Casa o yéndonos de excursión a hacer alguna de las rutas por la zona que le proponemos.

Acercarnos a la vecina Portugal, pasarnos el día en la “raya” y comprobar como cambia la vegetación según nos acercamos al océano, contemplar las huellas de nuestros primeros antepasados representadas en los dólmenes, visitar el Barrio Judío de Valencia de Alcántara, o conocer el Castillo de Luna y su barrio medieval en Alburquerque.

Tiene un mundo de posibilidades al alcance de tu mano, no lo pienses más te aseguramos que no saldrás defraudado y descubrirás cosas y lugares que ni te imaginas.

  • Tranquilidad

    Ha sido un fin de semana estupendo en casa de Susana. La casa es muy acogedora y está muy bien equipada. Nos han atendido muy bien y hemos estado muy agustl

    Maria Zarazúa
  • La mejor casa en la que he estado

    Mi familia y yo llevamos viajando a casas rurales desde hace 9 años y esta sin duda es la mejor en la que hemos estado, tanto por el tamaño, la comodidad, tranquilidad como tambien por el trato que hemos recibido por parte de esa familia maravillosa. Este año nos han acompañado unos familiares, uno de ellos en silla de ruedas, y ha estado muy comodo, tanto por la movilidad dentro de la casa como por la temperatura, ya que para estas personas el calor en invierno es muy importante, la calefacion ha funcionado de maravilla y la chimemea es un lujo.

    Beatriz Fernandez
  • La mejor escapada

    No sólo destacaría el entorno natural de la casa, o la belleza de la misma, es confortable y grande. Lo mejor el trato con sus propietarios, atentos a cualquier detalle para hacer nuestra estancia mejor aún de lo que ya lo fue. Volveremos, sin lugar a dudas.

    Susana Fernandez
  • Ha sido un Acierto!!!

    Invité a unos amigos el 4 y 5 de Abril para pasar dos días en plena naturaleza llenos de actividades y me decidí por La Vega en San Vicente de Alcántara, pues bien, fue un acierto total y nos fuimos todos encantados de la casa y el lugar, nos dio tiempo a visitar varios dólmenes en un gran estado de conservación, la iglesia parroquial del siglo XVIII y poder comprobar el paso de la civilización romana por la comarca. Después en la casa y con un atardecer de lo más acogedor les llegó el momento a los niños con una sorpresa inesperada, un paseo por la zona en carro tirado por Wanda, idea de Susana, la propietaria y así poder apreciar la belleza del entorno de la finca, ya de vuelta a casa, un amigo de mi hijo inseparable, el mastín Balú le esperaba con los brazos abiertos, jejeje, a ver como le hago entender que no podemos tener en el piso a Balú…

    A la mañana siguiente quisimos disfrutar de la riqueza paisajística y el interés faunístico de la zona pero este requiere otra visita porque entre el grupo tenemos a un especialista en aves. Más tarde barbacoa para compartir y tristeza porque llega el momento de irnos…

    De la casa, superó mis expectativas, mejor que en las fotos, muy nueva y comoda y dotada de todos los detalles, en invierno tiene que ser un gozo con su chimenea.. nosotros disfrutamos pero los niños más aún, volveremos!!!!

    Sara Luceño Gilete
  • Fin de Semana Perfecto

    Fuimos buscando la tranquilidad de una casa en el campo y desde luego que la encontramos, tiene todo lo necesario para que te sientas como en tu propia casa, pero en medio de la naturaleza.
    Los pequeños lo pasaron muy bien, disfrutarón mucho del paseo en carro y de los animales que los dueños tienen en una casa cerca de allí.
    Desde luego que repetiremos.

    Francisco Javier Isado Bejarano
  • El Mayo es un buen mes para las vacaciones allí

    También la segunda vez en la Casa Rural la Vega cerca de San Vicente nos ha agradado muy bien . La casa está construida en el estilo típico de la región y muy cómoda. Susana era una dueña muy amable y servicial, como en 2012. La ubicación es ideal para relajarse y sin embargo, muy emocionante, porque ya se puede ver de la casa muchas especies de aves que en Alemania son raros o no los hay como Alcaudon, Abejaruco, Escribano soteño y Cogujada común o Buitres leonados, Aguilillas calzadas y Águilas culebreras volando sobre la tierra. Además, se puede hacer de aquí muchas excursiones interesantes, como en los alrededores de Sierra de San Pedro, al Río Tajo y a Portugal. En los 18 días de mayo que nos hemos permanecido en la Sierra de San Pedro pudimos ver casi todas las especies de aves a las que nos habíamos esperado (en el fin aun el Águila perdicera), sobre todo debido a los muchos buenos consejos de observación de Susana. Sólo las inesperadamente altas temperaturas a menudo superiores a los 30 grados a veces eran fatigoso. Sin embargo, el mayo es un buen mes para las vacaciones allí también debido a la riqueza de la flora.

    Sabine Baum
  • magnifico lugar donde respirar la calma y tranquilidad que buscabamos

    Cris y alex estuvimos cinco dias en esta magnifica casa, donde descansamos y disfrutamos de su preciosa finca, la casa es grande y acogedora, los propietarios son gente amable se la recomendamos a todos los usuarios.

    Alex Ferrandiz
  • Excepcional.

    Casa preciosa, totalmente equipada, con tres cuartos de baño completos, calefacción, chimenea y en un entorno natural espectacular. Sus propietarios, Juan Antonio y Susana encantadores, con plena disposición y pendientes de que nada nos faltara. Muy bien comunicada y situada a escasos cuatro kilómetros del pueblo, una gozada de casa y totalmente recomendable sobre todo si se viaja con niños.
    Volveremos el años que viene.

    José Antonio G. Pineda