Es el día del patrón del pueblo, y lo más interesante pasa la noche de la víspera, dónde se hacen hogueras por distintos lugares de la localidad, compitiendo entre sí para ver cual es la mayor de todas. Pero lo interesante de estas es que tengas un tapón de corcho en la mano, te acerques a la hoguera, lo quemes un poco y después “mascarrés” a la gente en la cara con el mismo. Es decir, pintes con el corcho la cara de la gente.